Consejos para elegir un buen vino

Consejos para elegir un buen vino

Enfrentarse a la elección de una botella de vino para cada ocasión puede convertirse en algo incómodo para cualquier persona que no sea un experto en la materia hasta el punto de llegar a ser un desafío.

Nosotros creemos que es más fácil de lo que crees, aunque hay vinos especiales para cada momento. Lo importante es hacerse las preguntas adecuadas para saber escoger el mejor:

¿Qué vino quiero? Blanco, tinto, rosado, clarete… Podemos elegir en función de la ocasión y de la época del año, pero es clave que piense con qué vas a acompañarlo. Ten en cuenta que hay diferentes maneras de buscar la unión entre el vino y la comida: puede ser que prefieras la afinidad o el contraste entre los sabores. En todo ello encontraras sensaciones diferentes.

¿Cuánto me quiero gastar? Parece obvio, pero si nos decidimos desde el primer momento por un rango de precios disminuirán las opciones y nos será más fácil seleccionar. Es una pregunta clave para la elección, si tenemos en cuenta la grandísima oferta de variedades que podemos encontrar. Pero sin duda, hay un tópico del que no te puedes fiar: “cuanto más caro, mejor es el vino”. Todos lo pensamos, pero hay que ir a otra información para seleccionar un buen aliado y es un gran error elegir por esta razón. Los vinos españoles tienen una magnífica relación calidad precio sin ser caros (y entre 15 y 20 euros encuentras maravillas).

como-elegir-vino-post

¿De qué zona? Recomendamos aprovechar la “próximidad” y escoger las mejores referencias que ofrecen las Distintas Denominaciones de Origen Protegidas. Nos gusta apostar por vinos de la zona y practicar en cierto modo el llamado turismo enológico. Además cada uno de estos vinos te ofrece más y mejor información y la misma está certificada.

¿Por qué variedad de uva nos decantamos? En este caso, conviene dejarse guiar por la experiencia y el paladar, por los recuerdos de otros vinos que hayamos disfrutado. En Alicante contamos con una rica producción de vinos de Moscatel de Alejandría, Alicante Bouschet y la más representativa, la Monastrell, que cuenta con el favor de la crítica internacional. Busca dinamismo y juegos en tus comidas.

¿Joven o un gran reserva? Los vinos jóvenes suelen ser frescos y frutales. Una manera muy fácil de distinguir entre uno y otro es fijándose en la etiqueta el año en el que se está comprando o un número muy parecido. Por otro lado, un vino viejo gana en carácter y complejidad con el paso de los años. Los vinos maduros y los añejos tienen mucho cuerpo, color y complejidad en el gusto y el olfato. Si lo que se busca es disfrutar de un vino con fuerza, aroma o complejidad, la mejor opción es decantarse por un reserva o gran reserva. Por lo general, se suelen aconsejar los vinos de cosecha joven al público joven , si bien al final es cuestión de gustos y sobre todo, de lo que vayas a tomar con el vino.

Y el gran consejo: la temperatura es clave, y el tener el vino tranquilo antes de abrirlo también.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies