Quique Dacosta realiza su primera presentación con maridaje de Vinos Alicante DOP
16727
post-template-default,single,single-post,postid-16727,single-format-standard,,qode_grid_1200,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
 

Quique Dacosta realiza su primera presentación con maridaje de Vinos Alicante DOP

Quique Dacosta realiza su primera presentación con maridaje de Vinos Alicante DOP

“Armonías de proximidad, armonías de historia” junto con Antonio Navarrete, sumiller del restaurante de Dénia, durante Alicante Gastronómica 2019.

Quique Dacosta y su sumiller Antonio Navarrete durante su ponencia “Armonías de proximidad, armonías de historia” presentaron una propuesta de maridaje de sus platos con algunas de las referencias de Vinos Alicante DOP. Cada uno de los platos elegidos partía de un ingrediente principal que fue el “argumento creativo para crear el plato”, los productos tradicionales y auténticos de la provincia.

Para el primer plato, el queso servilleta de Callosa d´en Sarrià,  Antonio Navarrete eligió el fondillón, “un gran vino de nuestro entorno cuya grandeza se encuentra en su historia y textura”. La referencia escogida fue el “Fondillón Estés donde estés” de Bodegas Monóvar, de 23 años de envejecimiento, “17 grados de alcohol único”.

El siguiente plato fue el “turrón de almendro”, un plato inspirado por la caída de la flor del almendro y que nace pensando en la “desestacionalización” de una elaboración muy alicantina: el turrón. Para maridar este plato Antonio Navarrete ha elegido el moscatel de barrica “El Carro” de Bodega Vinessens, que se expresa no sólo a través de la variedad, sino a través del viñedo y el suelo. La madera del moscatel aporta las notas de frutos secos al plato, y crea un juego de sentidos alrededor de esta experiencia gastronómica.

El plato de conejo fue la tercera propuesta del chef y su equipo. El conejo de monte es un producto tradicional de la zona de Pinoso. Para maridar este plato se ha elegido el vino tinto de monastrell, “Las Quebradas” de Bodegas Enrique Mendoza, del paraje que da pie a un vino de monastrell secano, “que recuerda al mediterráneo y ese monte que aparece en el plato.”

La cuarta propuesta fue el postre, llamado “Flores Raras”, una exquisita creación donde se mezclan sabores como el mango maduro de Callosa, el litchi y las flores frescas. Para acompañar este plato se escogió el vino dulce de la Marina Alta, “Nimi Naturalment Dolç” de Joan de la Casa, que crea sensaciones y sintonías extraordinarias con los componentes del plato.

Quique Dacosta tiene una vinculación especial con los vinos de la zona, al convertirse en el embajador de la última campaña de promoción de Vinos Alicante DOP. El chef siempre ha apostado por los productos locales. Según Quique Dacosta, siempre deberíamos de “aprovechar las oportunidades que se nos dan para hablar de lo nuestro, nuestra gastronomía, productos y vinos … para decir que lo que está pasando aquí es extraordinario y con ello se puede construir un discurso suficientemente poderoso como para conseguir 3 estrellas Michelin.”



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies